Ucrania Ucrania

Ucrania Foto

Ucrania Mapa

Ucrania

Ucrania (en ucraniano: Україна; romanización: Ukraína, pronunciación) es un Estado soberano ubicado en el este de Europa. Su forma de gobierno es la república que se rige por un sistema semipresidencial, con la separación del poder entre el ejecutivo, legislativo y judicial. Su territorio está organizado según un Estado unitario compuesto por veinticuatro óblast (regiones o provincias) y dos municipios con un estatuto especial: Kiev, la capital, y Sebastopol. Limita con Rusia hacia el este, con Bielorrusia al norte, con Polonia, Eslovaquia y Hungría hacia el oeste, con Rumania y Moldavia al suroeste y con el mar Negro y el mar de Azov al sur. La ciudad de Kiev es la capital y la ciudad más grande del país. El nombre del país proviene del término krajina, que en eslavo puede tener dos significados: «país» o «territorio fronterizo». En ucraniano moderno країна (kraína) significa «país». La historia moderna de Ucrania comenzó con los eslavos orientales ya que, desde el siglo IX, Ucrania fue el centro del área habitada por este grupo. Este Estado, conocido como Rus de Kiev, se convirtió según The CIA World Factbook en el estado más grande y poderoso de Europa, pero se desintegró en el siglo XII. En los siglos XVI y XVII, Ucrania fue el hogar de la primera democracia moderna (República de las Dos Naciones) durante la rebelión de Jmelnytsky. Después de la Gran Guerra del Norte, Ucrania fue dividida entre varias de las potencias regionales y en el siglo XIX, la mayor parte de Ucrania se integró al Imperio ruso, con el resto bajo el control del Imperio austrohúngaro. Tras un período caótico de guerras incesantes y varios intentos de independencia, en 1922 Ucrania surgió como una de las repúblicas fundadoras de la Unión Soviética. El territorio de la República Socialista Soviética de Ucrania fue ampliado hacia el oeste poco antes y después de la Segunda Guerra Mundial y nuevamente en 1954 con la transferencia de Crimea. En 1945, la RSS de Ucrania se convirtió en uno de los miembros fundadores de la ONU. Ucrania alcanzó su independencia tras la disolución de la Unión Soviética en 1991. Así comenzó un periodo de transición hacia una economía de mercado, durante el cual Ucrania fue afectada por una depresión económica que empezó en 1988, antes de su independencia de la URSS, y que se prolongó hasta 1999. La economía ucraniana experimentó entre 2000 y 2007 un crecimiento sostenido con un incremento promedio del PIB del 7,5% anual; sin embargo, a partir de la crisis financiera global de 2008, padeció una segunda depresión en la que el PIB se contrajo −15% en 2009; entre 2012 y 2014 la variación del PIB ha sido de 0,1%, es decir, prácticamente nula. Desde el colapso de la Unión Soviética, Ucrania sigue manteniendo el segundo ejército más grande en Europa, después de Rusia. El país tiene 46,2 millones de habitantes, 77,8% de los cuales son ucranianos étnicos, con minorías considerables de rusos, bielorrusos y rumanos. El ucraniano es el único idioma oficial, aunque también el ruso se habla ampliamente. La mayoría de la población se declara atea; la religión dominante en el país es el cristianismo ortodoxo, que ha influido en gran medida la arquitectura, la literatura y la música del país.