Puente del Bósforo Turquía, Estambul

Puente del Bósforo

El puente del Bósforo es un puente colgante que une la parte asiática con la parte europea de la ciudad de Estambul, Turquía, atravesando el canal del mismo nombre. Tiene una longitud de 1074 metros y posee seis carriles (tres de cada lado).​

Sin embargo, éste no es el puente colgante más largo de Estambul. El puente de Fatih Sultan Mehmet fue terminado en 1988, posee una longitud 1090 metros y se encuentra casi a cinco kilómetros al norte del primer puente. Durante las horas pico de la ciudad, estos dos puentes sufren grandes atascos de tráfico. Además, los dos puentes tienen estipulado un peaje de paso (actualmente de 3 YTL, un poco menos de 2 euros) que se cobra sólo cuando se pasa desde la parte europea a la asiática. Este cobro de peaje hace aún más importantes los atascos que se forman.

El proyecto de construcción de un puente colgante sobre el estrecho del Bósforo fue concebido por el gobierno turco en 1950, llevándose a cabo 20 años después, en 1970. La construcción duró 3 años, por lo que el proyecto finalizó en 1973.

Desde el 23 de abril de 2007, este puente es iluminado mediante LEDs, con lo que se consigue un importante ahorro energético.

El primer ministro turco Adnan Menderes decide dar impulso a la construcción de un puente que uniera las partes asiática y europea de Estambul.

Foto