Estambul Turquía

Estambul

Estambul, conocida históricamente como Bizancio y, posteriormente, Constantinopla, es la ciudad más poblada de Turquía y el centro histórico, cultural y económico del país. Fue sucesivamente capital de Estados soberanos como el Imperio romano, el Imperio romano de Oriente, el Imperio latino y el Imperio otomano hasta 1923 cuando se terminó en la Ocupación de Constantinopla. Es considerada por su espléndido valor artístico y su ubicación en el Bósforo como una de las ciudades más bellas del mundo. Es una de las tres urbes transcontinentales que se sitúan entre Europa y Asia (las otras dos son Atyrau y Oremburgo).

Según las últimas estimaciones del Instituto de Estadísticas turco (2013) la población de esta megalópolis se ha incrementado hasta llegar a los 14 160 467 habitantes. La mayor parte de la población es de religión musulmana, si bien existen minorías de cristianos (68 000) y de judíos (22 000).

Es también la capital administrativa de la provincia de Estambul (de la que cubre 27 distritos)​ en la llamada Rumelia o Tracia oriental. Fue denominada Bizancio hasta 330, y después Constantinopla.

El nombre de İstanbul, usado de forma no oficial desde hacía varios siglos en el país, fue oficializado el 28 de marzo de 1930 en sustitución de Constantinopla.

Aunque la capital política y administrativa es Ankara, Estambul sigue siendo una ciudad que tiene un papel fundamental en la industria, el comercio y la cultura de Turquía. Alberga más de una docena de universidades. Es sede del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, cabeza de la Iglesia ortodoxa.

Como se ha comentando, fue sucesivamente capital de Estados soberanos como el Imperio Romano, el Imperio romano de Oriente, el Imperio latino y el Imperio otomano hasta 1923. Con el final de la I Guerra Mundial y la derrota del Imperio otomano, el territorio europeo otomano quedó reducido a unas decenas de kilómetros en torno a Estambul. El 13 de octubre de 1923,​ antes de la promulgación del estado turco sucesor, la República de Turquía, el parlamento turco transladó legalmente la capitalidad a Ankara.

Las zonas históricas de Estambul fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1985, por sus importantes monumentos y restos históricos.​