Novosibirsk Rusia

Novosibirsk

Novosibirsk (en ruso Новосиби́рск, Novosibírsk, ‘Nueva Ciudad de Siberia’) es una ciudad ubicada en el centro-sur de Rusia, capital del óblast homónimo y del distrito federal de Siberia. Con 1 473 737 habs. en 2010 es la tercera más poblada del país, por detrás de Moscú y San Petersburgo.

Está situada en la meseta de Obi, a orillas del río Obi, cerca del embalse de Novosibirsk formado por la represa de la central hidroeléctrica de Novosibirsk, y es el centro científico, cultural, industrial, de transporte y financiero de Siberia.

Fundada en 1893 como un asentamiento de los constructores del puente ferroviario sobre el río Obi, Novosibirsk recibió un importante impulso en su desarrollo como ciudad tras la construcción del ferrocarril Transiberiano. Entre 1893 y 1925 fue conocida como Novonikoláyevsk (Ново-Николаевский), en honor del zar Nicolás II. Tiene la estación de tren más grande a lo largo de la ruta del Transiberiano, la mayor biblioteca de Siberia y el teatro de ópera y ballet más grande del país, superando incluso al famoso Teatro Bolshói de Moscú. También se encuentra en Novosibirsk la catedral de San Alejandro Nevski, considerada uno de los más finos ejemplos de la arquitectura de la Iglesia ortodoxa rusa.

Además de ser la tercera ciudad más poblada del país, Novosibirsk cuenta con un área metropolitana de 1,9 millones de habitantes, la séptima aglomeración urbana de Rusia. La ciudad tiene una superficie de 506,67 km² y está dividida en diez distritos administrativos. La distancia desde Novosibirsk a la capital, Moscú, es de 3191 km. La ciudad cuenta con el Aeropuerto Internacional de Novosibirsk y un sistema de metro inaugurado en 1986 con dos líneas.

Foto