Castillo de Craigmillar Reino Unido, Edimburgo

Castillo de Craigmillar

El castillo de Craigmillar es un castillo medieval situado en la ciudad de Edimburgo, Escocia, en una pequeña colina al sur del moderno barrio de Craigmillar. Fue comenzado a finales del siglo XIV por la familia Preston, barones feudales de Craigmillar, ampliándolo en los siglos XV y XVI. En 1660 el castillo se vendió a sir John Gilmour, que realizó más cambios. La familia Gilmour abandonó Craigmillar en el siglo XVIII, y el castillo cayó en ruinas.

Es conocido históricamente, sobre todo, por su relación con María Estuardo, reina de Escocia. Tras dar a luz a su hijo, el futuro Jacobo I de Inglaterra, contrajo una enfermedad y viajó a Craigmillar, donde llegó el 20 de noviembre de 1566, para pasar allí su convalecencia. Recuperada y, antes de su partida, el 7 de diciembre del mismo año, tuvo lugar el «Pacto de Craigmillar», con o sin su consentimiento, para descasarla de su marido Enrique Estuardo.

Craigmillar, bajo administración de la asociación Historic Scotland, es uno de los castillos medievales mejor conservados de Escocia. La torre del homenaje está rodeada por la muralla del patio central, del siglo XV, con características defensivas. Dentro del patio hay más edificios y todo el conjunto está rodeado por una muralla y un patio exterior que contiene una capilla y un palomar.

Foto