Catedral de Wawel Polonia, Cracovia

Catedral de Wawel

La catedral de Wawel, también catedral de San Wenceslao y San Estanislao o catedral de Cracovia, cuyo nombre completo es catedral Basílica de San Estanislao y San Wenceslao, es el santuario nacional de Polonia, en la ciudad de Cracovia. Tiene una historia de 1000 años y era el lugar de coronación tradicional de los monarcas polacos. Es la sede de la archidiócesis de Cracovia. Construida entre 1320 y 1364, es una iglesia gótica de tres naves con transepto, ábside y deambulatorio. Posteriormente se le añadieron 18 capillas funerarias laterales de estilo renacentista, entre las que destaca la de Segismundo I, considerada la obra cumbre del arte renacentista en Polonia.

La catedral se encuentra sobre el cerro de Wawel que protege también el castillo real. Durante siglos, Wawel fue el centro del poder eclesiástico y monárquico de Polonia.

La primera catedral, de la cual los vestigios son relativamente poco numerosos, fue construida tras la institución del obispado de Cracovia en el año 1000. Destruida aproximadamente unos 150 años más tarde, fue reedificada en la primera mitad del siglo XII. La catedral fue incendiada en el 1305. El rey Vladislao I el Breve decidió reconstruirla en estilo gótico. Fue el primer monarca coronado y enterrado en esta catedral.

Los reyes y obispos de Polonia fueron modificando esta catedral, sus capillas y su decoración a lo largo de la historia conforme a los estilos y gustos de la época.

Hoy, la catedral es uno de los monumentos históricos polacos más importantes. Está inscrita (junto con todo el centro histórico de Cracovia) en la lista del patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Foto