Budapest Hungría

Budapest

Budapest es la capital y ciudad más poblada de Hungría,​ así como su principal centro industrial, comercial y de transportes.​ La ciudad posee 1,74 millones de habitantes (2011),​ una disminución significativa respecto de los casi 2,1 millones con que contaba a mediados de los años 1980,​ que representan un quinto de la población total de Hungría. Es la ciudad más poblada de Europa central-oriental y la séptima de la Unión Europea. La ciudad ocupa una superficie de 525 km²​ y su área metropolitana cuenta con una población de 2,38 millones de habitantes. Budapest se convirtió en una única ciudad cuando ocupó las dos orillas del río Danubio, unificando las ciudades de Buda y Óbuda, en la orilla oeste, con Pest, en la orilla este, el 17 de noviembre de 1873.​​

La historia de Budapest comenzó con Aquincum, originalmente un asentamiento celta​​ que se convirtió en la capital romana de Panonia Inferior.​ Los húngaros llegaron al territorio en el siglo IX.​ Su primer asentamiento fue saqueado por los mongoles en 1241-42.​ La ciudad restablecida se convirtió en uno de los centros de la cultura del Renacimiento humanista en el siglo XV.​​ Después de la batalla de Mohács y tras casi 150 años de dominio otomano,​ el desarrollo de la región entró en una nueva era de prosperidad en los siglos XVIII y XIX, y Budapest se convirtió en una ciudad global después de la unificación de 1873.​ También se convirtió en la segunda capital de Austria-Hungría, una gran potencia que se disolvió en 1918. Budapest fue el punto focal de la revolución húngara de 1848, la República Soviética Húngara de 1919, la Operación Panzerfaust en 1944, la batalla de Budapest de 1945 y la Revolución de 1956.

Considerada como una de las ciudades más bellas de Europa,​​​ Budapest cuenta con varios sitios que son Patrimonio de la Humanidad, entre los que se incluyen, a orillas del Danubio, el barrio del Castillo de Buda, la avenida Andrássy, la Plaza de los Héroes y el Metropolitano del Milenio, el segundo más antiguo del mundo.​​ Otros puntos destacados incluyen un total de 80 manantiales geotérmicos,​ el mayor sistema de cuevas de aguas termales del mundo,​ la segunda sinagoga más grande y el tercer edificio del Parlamento más grande del mundo. La ciudad atrae a alrededor de 4,3 millones de turistas al año, convirtiéndola en la 25.ª ciudad más popular del mundo, según Euromonitor.​

Budapest es, también, un importante centro financiero de Europa Central. La ciudad se situó tercera (de un total de 65 ciudades) en el Índice de Mercados Emergentes elaborado por Mastercard,​ y clasificada como la ciudad mejor habitable de Europa Central y Europa del Este por índice de calidad de vida según Economist Intelligence Unit.​​ También se clasificó como el "séptimo lugar idílico de Europa para vivir" por la revista Forbes,​ y como la novena ciudad más bella del mundo por UCityGuides.​ Es, también, la mejor ciudad de Europa Central y del Este en el índice Innovation Cities' Top 100.​​