Cité des sciences et de l'industrie Francia, París

Cité des sciences et de l'industrie

La Cité des sciences et de l'industrie es un establecimiento especializado en la difusión de la cultura científica y técnica. Creado por iniciativa del presidente Giscard d'Estaing, tiene como misión difundir a un gran público, especialmente a los niños y a los jóvenes, el conocimiento científico y tecnológico, así como suscitar el interés de los ciudadanos sobre asuntos sociales relacionados con la ciencia, la investigación y la industria.

La Cité está situada en el Parc de la Villette, cerca de la Porte de la Villette, en un emplazamiento ocupado anteriormente por los mataderos de la Villette, en el Distrito XIX de París, Francia.

Está en el corazón de un complejo destinado a poner en valor la cultura científica y técnica: los Centres de culture scientifique, technique et industrielle (CCSTI). Junto con la Cité de la musique y el Conservatorio de París, forma parte del Parc de la Villette.

El proyecto de rehabilitación de los mataderos, que tenía como objetivo transformarlos en un museo de ciencia y tecnología, se encargó el 15 de septiembre de 1980 a Adrien Fainsilber. Complemento del Palais de la découverte situado en el Grand Palais, la Cité des sciences et de l'industrie abrió sus puertas el trece de marzo de 1986, y fue inaugurada por François Mitterrand con ocasión del encuentro entre la sonda astronómica Giotto y el Cometa Halley.

En 2009, la Cité des sciences y el Palais de la découverte se fusionaron en un establecimiento común, llamado Universcience, constituido como un EPIC ("Establecimiento público de carácter industrial y comercial").​

El 20 de agosto de 2015, la Cité des sciences et de l'industrie fue víctima de un incendio en una zona que estaba en obras, lo que movilizó a 120 bomberos y 35 vehículos.​ Después del incendio, se cerró al público toda la Cité por un tiempo indeterminado.​ El 6 de octubre de 2015, la dirección de la institución anunció que reabriría al público el día 9 de octubre. En ese momento, alrededor de dos tercios de la estructura eran accesibles al público.​

Foto