Catedral de San Luis de Nueva Orleans Estados Unidos, Nueva Orleans

Catedral de San Luis de Nueva Orleans

La Catedral de San Luis, también conocida como Basílica de San Luis, es la sede de la Archidiócesis de Nueva Orleans (Luisiana, Estados Unidos).

La primera iglesia es de los tiempos de la Luisiana francesa y se construyó en estructura de madera (1718). La segunda se hizo en madera y ladrillo (1725-1727). En tiempos de la Luisiana española (1762-1803) y después del gran incendio de 1788 que arrasó la ciudad, se construyó la tercera (1789) a la que se dio rango de catedral (1793). La planta y las líneas principales del diseño inicial español subsisten. En 1850, la iglesia se reformó y se amplió. Entre otras obras, se instalaron tres agudos chapiteles neogóticos que sustituyeron a las cúpulas que remataban las torres.​

La Catedral de San Luis se encuentra en el corazón del Barrio Francés de Nueva Orleans, entre la plaza de Henriete de Lille y la plaza Jackson Square (antigua Plaza de Armas), y flanqueada por los históricos edificios del Cabildo y la Presbytère. La fachada principal mira hacia el río Mississippi, que está a unos 200 m. Esta catedral es una de las pocas iglesias católicas en los Estados Unidos que, siguiendo la tradición española, está ubicada en una plaza pública junto a otros edificios principales.

El Papa Pablo VI la declaró Basílica menor el 9 de diciembre de 1964 y el Papa Juan Pablo II la visitó el 12 de septiembre de 1987. La iglesia también es parroquia frecuentada por más de 6.000 feligreses. Su dirección es: 615 de Pere Antoine Alley.

Foto