Saarbrücken Alemania

Saarbrücken

Saarbrücken es una ciudad de Alemania, capital y municipio más poblado del estado federado del Sarre.

Está asentada en la orilla del río Sarre, en el suroeste de Alemania, y se trata de una ciudad fronteriza que limita al sur con la región de Lorena (Francia). Gracias a la libertad de movimientos en territorio de la Unión Europea, Saarbrücken se ha convertido en un nudo de comunicaciones y colabora de forma activa en varias agrupaciones europeas de cooperación territorial junto con Francia, Bélgica y Luxemburgo.

Oficialmente una ciudad desde 1322, sus orígenes se remontan a la existencia del condado de Saarbrücken en la edad Media, si bien su pleno desarrollo se alcanzaría en el siglo XIX con la Revolución Industrial y el impulso de la minería en tiempos del Imperio alemán. Hoy en día, la economía local está basada en el sector industrial y en la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, apoyadas por la labor académica de la Universidad del Sarre.​ La población supera los 170.000 habitantes.​

Debido a su condición geográfica, Saarbrücken (así como todo el Sarre) fue un territorio disputado entre Alemania y Francia desde el siglo XVIII hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, con frecuentes cambios de soberanía. En dos ocasiones fue capital de un enclave independiente: durante el Territorio de la Cuenca del Sarre (1920-1935) y con el protectorado del Sarre (1947-1956). Después de que los sarrenses votasen en contra de una constitución que les definía como «territorio europeo», Francia y Alemania acordaron en 1957 la integración del Sarre en la República Federal Alemana, poniendo fin a disputas anteriores.​

Los símbolos turísticos más importantes de la ciudad son el castillo de Saarbrücken, la iglesia luterana de Ludwigskirche y los numerosos puentes que atraviesan el río Sarre.​