Catedral de Espira Alemania, Espira

Catedral de Espira

La catedral de Espira ?, oficialmente Catedral Imperial-Basílica de Nuestra Señora de la Asunción Asunción y San Esteban (Kaiserdom-Basilika Mariä Himmelfahrt und St. Stephan) es una catedral situada en la ciudad alemana de Espira, bajo advocación conjunta de Nuestra Señora de la Asunción y San Esteban. Es una enorme e imponente basílica de arenisca roja y uno de los más destacados ejemplos de arquitectura románica existentes en el mundo. Junto con las cercanas catedrales románicas de Maguncia y Worms constituye una de las llamadas catedrales imperiales (Kaiserdome) de la región alemana de Renania-Palatinado. Desde la destrucción de la Abadía de Cluny durante la Revolución francesa, la catedral de Espira es el edificio románico en pie más grande del mundo.

Un elemento distintivo y característico de esta catedral es la galería de columnas que bordea todo el perímetro del edificio, justo debajo de la línea del tejado.

La construcción comenzó en 1030 durante el reinado del emperador Conrado II, prosiguió durante el reinado de su sucesor Enrique III el Negro y finalizó en 1061, durante la minoría de edad de Enrique IV. Uno de los puntos más dramáticos de la historia de la catedral tuvo lugar en 1689, cuando los soldados del rey francés Luis XIV la quemaron casi totalmente, destruyendo parte de su estructura y profanando las tumbas de los emperadores alemanes allí enterrados.

Fue restaurada entre 1772 y 1784, siendo añadidos un vestíbulo y una fachada, y volvió a ser profanada por los franceses en 1794. Entre 1846 y 1856 fue restaurada por última vez a fondo, siendo su interior adornado con frescos. Esta última restauración fue sufragada por el rey Luis I de Baviera.

En 1981, la catedral fue añadida a la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.​

La iglesia tiene la consideración de basílica menor desde el 13 de mayo de 1925.​

Foto